Site icon Borderless Translations

Traducir expresiones idiomáticas y coloquialismos: Consejos para traductores

Advertisements

Escrito por Mo Stone (versión original en inglés)

Estás trabajando duro en la traducción de un texto, cuando de repente te encuentras con una expresión idiomática.  La mayoría de los traductores coinciden en que los coloquialismos y modismos culturales son uno de la aspectos más difíciles del trabajo, ya que no siempre se traducen fácilmente de una cultura o un idioma a otro. Entonces, ¿qué hacer? Hemos recopilado algunos consejos para hacer que tu próximo trabajo de traducción sea un poco más fácil.

Photo by Oladimeji Ajegbile from Pexels

¿Qué son las expresiones idiomáticas y los coloquialismos?

Una expresión idiomática puede definirse como “un grupo de palabras establecido por el uso que tiene un significado no es deducible tomando las palabras individualmente”. Es decir, son expresiones más abstractas, en las que el significado de la frase en su conjunto difiere de las palabras que la componen. Un ejemplo de ello en inglés es el dicho “to kill time”, por supuesto, el tiempo no es algo que podamos matar literalmente; sin embargo, utilizamos esta expresión cuando queremos decir “pasar el tiempo”. Al igual que las expresiones idiomáticas, los coloquialismos son palabras o frases que se utilizan de manera informal en las conversaciones casuales, incluida la jerga.

Consideraciones al traducir

Hay una serie de razones que hace que la traducción de expresiones idiomáticas sea una de las tareas más difíciles del trabajo de un/una traductor. Por un lado, el/la traductor debe estar familiarizado no sólo con las lenguas de origen y destino con las que trabaja, sino también con las culturas de esas lenguas, de lo contrario, un/una traductor podría ni siquiera reconocer que algo es un modismo. Por ejemplo, la expresión de español, “no tener pelos en la lengua”, leído literalmente, no tiene mucho sentido a menos que se sepa que se utiliza de la misma manera que la expresión en inglés “to speak frankly”. 

Las expresiones idiomáticas pueden presentar otras dificultades, como el hecho de que puede no haber una expresión equivalente en la lengua de destino, o que una expresión idiomática puede tener una frase similar en la lengua de destino pero el contexto en el que se utiliza es diferente. Una expresión que se ajusta al primer caso es la japonesa 猫舌, que significa “lengua de gato”, que se utiliza para referirse a alguien que no puede comer o beber cosas calientes, una expresión que simplemente no existe en español. Para el segundo caso, podemos fijarnos en el español “quedarse de piedra”, que se traduce como “to be as a stone” en inglés. A partir de esta traducción literal, alguien podría adivinar que la expresión correcta en inglés sería “to be as still as a stone”, o sea, estar inmóvil. En realidad, sabemos que el modismo español significa estar muy sorprendido o estupefacto.

Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Estrategias para la traducción de expresiones idiomáticas

Afortunadamente, hay algunas estrategias diferentes que puede utilizar al traducir modismos y coloquialismos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la decisión debe tomarse caso por caso, ya que hay muchos factores que deben tenerse en cuenta. 

En lugar de traducir las expresiones palabra por palabra, intenta utilizar una expresión equivalente en la lengua de destino. El mejor caso es que la lengua de destino tenga una expresión que sea similar tanto en el significado como en la elección de palabras. Sin embargo, si no puede encontrar un dicho con palabras similares, utiliza uno en la lengua de destino que tenga el mismo significado, como traducir el español “De tal palo, tal astilla” al inglés “A chip off the old block”. De este modo, se mantiene el mismo tono literario de la obra, sin perder el significado. 

Exit mobile version